Comportamiento de comercio minorista en enero augura un panorama alentador para 2018

 La buena dinámica económica con la que inició en enero el comercio minorista en Bucaramanga, donde el Dane la sitúa en primer orden con un 7,3%, por encima de Medellín 5,2%, Cali 3,2%, Barranquilla 3,0% y Bogotá 2,5%; evidencia que las ventas de productos relacionados con el regreso a clase estuvieron muy activas, a la vez que se sumaron marcas más allá de los útiles escolares o morrales, por ejemplo, los aparatos electrónicos, celulares, calzado, marroquinería, alimentos para la lonchera y juegos didácticos, entre otros.

Un factor adicional, es el caso de víveres y abarrotes, los proveedores de las tiendas de barrio reportaron una importante mejoría, situación que atribuyen al lanzamiento de presentaciones de muy bajo costo individual dirigido a segmentos populares.

Se espera para 2018 un mejor comportamiento económico, a pesar de que el clima de los negocios y el optimismo empresarial estén decaídos, más aún con todo el rigor del aumento del IVA del 16 al 19%, adicional a que los banqueros han aumentado su percepción de riesgo con respecto al crédito de consumo, lo que probablemente reducirá la dinámica del crédito a las personas, además de que la Reforma Tributaria de 2016 golpee a los contribuyentes de ingresos medios al momento de liquidar su declaración de renta de 2017.

Desde Fenalco, este año se fortalecerán las jornadas de capacitación y charlas con los afiliados y las mesas sectoriales, donde se abordan alternativas para que los comerciantes mantengan su posición en el mercado. En primer término, los comerciantes tradicionales deben redoblar esfuerzos para dar un servicio al cliente altamente especializado, de modo que las personas se sientan fuertemente atraídas a dirigirse a las tiendas físicas en lugar de comprar todos los artículos a través de internet, ya que allí obtendrán mayor información del producto que desean. Urge, generar una integración entre lo offline y lo online, dando así el paso a la omnicanalidad de sus negocios, permitiendo que el consumidor pueda decidir a través de qué medio desea adquirir los bienes y servicios ofrecidos.

Con todo lo anterior, cabe señalar que en total el comercio al por menor creció en enero un 6,2% jalonado por el crecimiento inesperado de vehículos en un 26% y tecnología en un 25,9%. Hay siete sectores que se mantienen en negativo sobre los cuales se necesita un plan para recuperarlos.