Se proyecta mejor dinámica económica en Santander con puesta en marcha de proyectos de medios de t

El transporte aéreo es una industria que deja como resultado progreso económico y progreso social, y el hecho de poder tener una certificación internacional se traduce en más inversión y desarrollo para la región, donde el sector turismo y comercio, en especial, tendrían un crecimiento importante en beneficios económicos.

Según la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, la ampliación de la terminal del aeropuerto Palonegro quedó en capacidad de atender 2,5 millones de pasajeros al año, cifra que hace 8 años alcanzaba tan solo los 800 mil pasajeros anuales. Un avance que permite a la región ser más competitiva, atraer inversionistas, fortalecer los servicios de hotelería e incrementar el potencial turístico de Santander. Con todo esto, la conectividad juega un papel significativo en el comercio, siendo Suramérica el principal destino de los productos Santandereanos, según estudios de exportación de la Cámara de Comercio de Bucaramanga en 2017.

Con la ampliación de las salas de abordaje, nacional e internacional, oficinas de aerolíneas, zonas de Check-In, entre otros y las actuales inversiones en la pista, la generación de empleo será evidente, adicional de traer como resultado altos índices de seguridad, comodidad y una mejor experiencia para la estadía de quienes nos visitan. Además, un dato interesante es también la tasa de salida por cada 10 mil habitantes, donde el aeropuerto Palonegro, ocupa el sexto lugar, valor que lo posiciona como la principal terminal del centro del oriente del país, según el informe de Salida de pasajeros internacionales, realizado en julio pasado por la CCB.

A futuro es importante pensar en una aplicación del aeropuerto exclusivo a transporte de carga, con bunkers con capacidad de almacenamiento no solo para carga seca sino también refrigerada. Es clave tener en cuenta que una vez se entreguen las vías 4G y se reactive el proyecto de dragado del río Magdalena en el puerto de Impala, Santander se convertirá en el nodo logístico más importante del interior del país, ya que explotará a fondo el proyecto del Diamante Caribe financiado por Findeter.


Y sumado a los necesarios recursos para reactivar la vía férrea desde y hacia la costa, seremos un referente nacional, fortaleciendo todos los sectores productivos y desarrollando aún más las Zonas Francas presentes en el Departamento.
Para esto será clave, los comicios electorales en la búsqueda de un bloque parlamentario que se ‘ponga la camiseta’ en la búsqueda de recursos del gobierno nacional para concretar los proyectos que están en marcha y para conseguir los que necesitamos para hacer realidad esta proyección tan importante para los intereses de todos los Santandereanos.